sábado, 16 de julio de 2011

Compra a plazos

Se denomina compra venta a plazos a una modalidad de compraventa utilizada, normalmente, para bienes duraderos, a través del cual el pago del precio no se hace en el momento de la adquisición del bien, sino que se difiere en el tiempo a través de una serie de pagos denominados "plazos", "cuotas" o "abonos" (en ocasiones, también reciben coloquialmente el nombre de "letras").
Las compras a plazos normalmente tienen lugar en casos en los que los bienes objeto de la compraventa tienen precios elevados, y tratan de facilitar al comprador al acceso a los mismos. Son una forma de financiación mediante la cual el vendedor acepta cobrar el precio de forma escalonada o parcializada para poder ampliar su mercado, buscando con ello un incremento en sus ventas. El objeto de las compras a plazos suelen ser bienes duraderos, si bien esto no es así en todos los casos. En particular, se ha extendido el pago a plazos a otro tipo de bienes o servicios, como los viajes o incluso las intervenciones quirúrgicas.
La garantía del pago del precio es normalmente el mismo bien vendido (aunque también pueden serlo otros bienes que posea deudor), por lo que el impago de uno o más plazos suele implicar el embargo de ellos. En algunos casos, puede estar involucrado en la operación una prenda sin desplazamiento sobre el propio bien vendido, o letras de cambio o pagarés, para asegurar el cumplimiento de los plazos o cuotas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada